Rennes – wikipedia, la enciclopedia libre electricity lab physics

####

Rennes ( pronunciado: /ʁɛn/; en galó: Resnn; en bretón: Roazhon) es una gran ciudad de Francia, capital de la región de Bretaña y capital del departamento Ille y Vilaine. Está localizada al noroeste del país ( Gran oeste francés), en el Arco Atlántico, a 50 km del canal de la Mancha y a 80 km del océano Atlántico. Está situada en la confluencia del río Vilaine y de su afluyente, el río Ille.

Rennes surge entre el segundo y el primer siglo a.C. como capital de la tribu gala de los Redones. La ciudad se llamaba Condate. Durante la Edad Media, con la llegada de los pueblos bretones y la consolidación del ducado de Bretaña frente al poder carolingio y de los reyes de Francia, se confirma como una de las poblaciones más importantes de la región fronteriza del ducado, la marca de Bretaña. Tras la anexión del ducado de Bretaña al reino de Francia, se convierte en una capital provincial y acoge el Parlamento de Bretaña.

Tras la Segunda Guerra Mundial, Rennes aumenta fuertemente su población, desarrolla el sector industrial (destacando la gran fábrica de Citröen) y se consolida como importante centro educativo gracias a sus universidades. Hoy en día, es un centro de innovación digital y tecnológico reconocido en Francia.

Rennes está situada a 308 km al oeste de París, en línea recta. Ocupa una posición excéntrica en relación con el conjunto del territorio de Bretaña, encontrándose a 50 km del límite oriental de la región y a 250 km de la punta occidental de Finisterre. Su situación occidental en relación con el resto del territorio nacional la ha impulsado a jugar un papel central en el Arco Atlántico, una de las grandes regiones transnacionales reconocidas por la Comisión Europea. [4 ]​

Rennes surge entre el II y el primer siglo antes de Cristo como capital de la tribu gala de los Redones. Tras la conquista romana se convierte en un importante núcleo urbano que se consolida durante el siglo I d. C. hasta alcanzar entre 80 y 100 hectáreas, como han demostrado excavaciones recientes. [9 ]​ La crisis del siglo III afecta fuertemente a la ciudad, que se despuebla y reduce su superficie. Buena prueba de ello son las murallas que se construyen a finales de este siglo y que solo delimitan un recinto de 8 hectáreas en el actual barrio de la catedral. Estas murallas seguirán en pie e irán progresivamente transformándose en época medieval, atestiguando la continuidad del asentamiento en el paso del periodo romano a la Edad Media. Edad Media [ editar ]

Con la llegada de los pueblos bretones y la consolidación del ducado de Bretaña frente al poder carolingio y luego de los reyes de Francia, Rennes se confirma como una de las poblaciones más importantes de la región fronteriza del ducado, la marca de Bretaña. Según avanza la Edad Media, sujeta al poder ducal, se consolida como una de las ciudades más importantes del oeste de Francia, hasta el punto de que en el siglo XV se construyen unas nuevas murallas para proteger los diversos arrabales que han surgido más allá del recinto de las antiguas murallas romanas, y para defender la ciudad de los saqueos de las Grandes Compañías que actuaban en la región. [10 ]​ Edad Moderna [ editar ]

Tras la anexión del ducado de Bretaña al reino de Francia, Rennes se convierte en una capital provincial y acoge el Parlamento de Bretaña. El urbanismo y la arquitectura de raigambre medieval con casas de madera desaparecen en gran parte de la ciudad debido al gran incendio de 1720, pero aún perduran en ciertos barrios como el del entorno de la plaza Sainte-Anne. Bajo la dirección del arquitecto Jacques Gabriel, arquitecto de la Corte de Luis XV, se emprende la reconstrucción de la ciudad con edificios en piedra y se regularizará el trazado de las calles. [11 ]​ Siglos XIX y XX [ editar ]

Con la llegada del siglo XIX, y especialmente con la llegada del ferrocarril, Rennes se desarrolla hacia el sur y comienzan a aparecer barrios residenciales de carácter burgués -buena prueba de ello es la creación del edificio de la Ópera en esta época-, a la par que comienzan a aparecer nuevas industrias. Tras la ocupación alemana durante la II Guerra Mundial (1940-1944), Rennes aumenta fuertemente su población, desarrolla el sector industrial -destacando la gran fábrica de Citröen- y se consolida como importante centro educativo gracias a sus universidades y como centro administrativo debido a que pasa a ser la capital administrativa de la región de Bretaña. Lengua [ editar ]

El idioma oficial en Rennes, como en toda Francia, es el francés. Las lenguas tradicionalmente habladas en la región son el francés y el galó, una lengua de oïl oficialmente reconocida en 2004 como una de las lenguas de Bretaña. Desde la década de 1970, en consonancia con el resto del territorio bretón, la enseñanza del bretón se ha extendido, [12 ]​ y el número de personas de habla bretona sigue aumentando. Demografía [ editar ] Población [ editar ]

• La basílica Saint Sauveur ubicada en el corazón de Rennes se empezó a construir en el año 1703, aunque su construcción fue interrumpida a causa del gran incendio que arrasó la ciudad en 1720. Está inspirada en la arquitectura italiana del siglo XVIII. En el interior hay una capilla dedicada a Nuestra Señora de los Milagros de Rennes que según cuenta la leyenda salvó la ciudad de la invasión de los ingleses en el año 1357.

• La catedral de San Pedro (Cathédrale Saint Pierre) de estilo neoclásico, es una de las nueve catedrales históricas de Bretaña y es la sede del arzobispado de Rennes. El antiguo templo fue totalmente sustituido por una iglesia en el siglo XII, que a su vez fue sustituida por la actual en 1490, aunque no se concluyó totalmente hasta 1845 tras varias reconstrucciones y remodelaciones. Los elementos más destacados de la fachada son las dos torres de granito de 48 metros de altura.

• El casco antiguo de Rennes alberga un laberinto de casas con entramado de madera, y mansiones señoriales con fachadas esculpidas, típicas de los siglos XV y XVI. Esta parte del casco antiguo no fue devastada por el incendio que asoló la ciudad en el año 1720.

• La Plaza del ayuntamiento es el centro real de la zona clásica. En el lado oeste se encuentra el ayuntamiento (Hôtel de Ville) y en el lado este, se encuentra la ópera. Hacia el sur, en la plaza de la República, se halla el Palacio de Comercio (Palais du Commerce), un imponente edificio decorado con una escultura monumental, y que en la actualidad alberga la oficina central de correos.

• Las puertas Mordelaises fueron construidas alrededor de 1440, y constituían la principal entrada a Rennes, de las diez que poseía la ciudad. Por ellas entraban los antiguos duques de Bretaña cuando acudían a la ciudad. La puerta está formada por dos torres con sus respectivas almenas, y con un puente levadizo.

• Las murallas de Rennes han desaparecido prácticamente, pero además de las puertas Mordelaises y del paño de muralla que engloba a la Tour Duchesne, se pueden apreciar también algunos restos en la plaza Rallier-du-Baty. En ciertos puntos se conservan restos de las primitivas murallas romanas del siglo III, englobados en la muralla medieval.

• Otros edificios de interés del siglo XX son la piscina Saint-Georges, primera piscina con calefacción de Francia (inaugurada en 1923) y decorada con mosaicos de Isidoro Odorico, el centro cultural Les Champs Libres, donde se encuentra el museo de Bretaña, el Teatro Nacional de Bretaña y las torres de viviendas Les Horizons, uno de los primeros rascacielos franceses, construido en 1970.